Ir al contenido principal

Entradas

¡Compra mi novela!

¿Aún no has comprado la novela? Pues esta entrada se quedará aquí arriba para recordártelo, junto con los enlaces de compra en Amazon.com y Amazon.es (incluye versión ebook). Acá en El Corte Inglés está en versión ebook, y también en Casa del Libro, Google Play y Kobo.


Me encantaría prometerles que las ganancias serán donadas para una buena causa, pero eso sería una mentira. La verdad es que probablemente si hay alguna ganancia será desperdiciada en comida, bebida, damas de afecto negociable y piezas para mi computadora. Después no digan que no se los advertí.
Ya me han llegado un par de opiniones: Yoss al fin ha terminado su lectura y sus opiniones son favorables. Por su parte, Víctor Hugo también está en proceso de leer, pero hasta el momento dice que le ha gustado. A ver si se animan a hacer una reseña como debe ser. Tú también puedes sumar tu opinión a la de estos ilustres señores, ¡consigue tu ejemplar hoy mismo y deja tus 5 estrellitas en Amazon! ¡No dejes de recomendársela a t…
Entradas recientes

Nueva reseña

Ha tomado su tiempo pero aquí está: nueva reseña, esta vez por parte del Señor Malvado, uno de los moderadores del grupo LLEC. Sus reseñas también incluyen una minientrevista que sirve de presentación al autor, y aunque todas son geniales, esta en especial me gusta más (porque es la mía, claro).
Pueden leerla aquí.

Cien mil!

El domingo alcancé las cien mil palabras en la novela actual. No ha sido tan difícil, solo un poco laborioso y podría haberlo conseguido mucho antes pero por el camino un par de juegos reclamaron mi atención. A pesar de eso, no estoy tan atrasado como con el libro anterior.
Como siempre, el final es lo más difícil, porque hay que sincronizar una serie de eventos que llevarán a la mayoría de los protagonistas a estar en un mismo lugar al mismo tiempo. Ya me ha sucedido dos veces y supongo  que seguirá sucediendo mientras tenga demasiados personajes y no planifique mucho mas detalladamente la trama.
Hace un par de años no creía que podía escribir algo tan largo, pero ya ven, no es imposible. Creo que a pesar de los problemas, puede considerarse como un logro. Ahora falta la opinión de algunos lectores cero que valoren si tantas palabras siren de algo o si es una birria aburrida.

Cobra Kai: regresa Karate Kid

Esta serie me ha llegado al fin y me he vuelto adicto con solo un capítulo. Sí, quizás no sea una maravilla del séptimo arte, el octavo... o lo que sea una serie de Youtube, pero hay veces que hay que dejar el cerebro en la puerta.
Cobra Kai retoma la historia de Daniel y John en la actualidad, el primero es un exitoso vendedor, el segundo, como en casi todos los guiones americanos con el bonitillo popular y acosador de la secundaria, ha devenido en un borracho fracasado.
A Daniel le molesta que John reabra el dojo Cobra Kai, porque sigue viendo en John al abusador de la época de la escuela. y no vamos a decir que John es otro, es más o menos el mismo tipo malgenioso y peleón. Y así van las cosas, no les contaré más para no spoilearles el final, ni spoileármelo a mí mismo, que tampoco lo he visto. Echenle un vistazo.

Y al fin llegó el 2018.1

Creo que no ando muy equivocado si les digo que al final no salió en abril, sino ayer o anteayer. Por suerte, esta es una versión que por el momento no pienso usar, no solo por la mala experiencia que tuve con el beta, que después de todo es un beta y no se supone que funcione de maravilla. Es que las funcionalidades que ofrece todavía están muy verdes y no les veo ya esa gran utilidad, incluso hay gente más conservadora que yo que recomienda esperar la 2018.3. Que el lanzamiento se haya retrasado un par de días tampoco es que me inspire mucha confianza.
Quizás me anime con la 2018.1.1, si logro conseguir una versión actualizada de Visual Studio. Aunque el sitio no está completamente bloqueado para Cuba, en la práctica las descargas no funcionaban, por lo menos para mí. Por suerte, un amigo intentará enviármelo en cuanto sea posible.

Tiro al blanco

Resulta que no tenían nada que hacer y me he puesto a implementar un tiro al blanco, para practicar el uso del mando. Nada complicado: un cubo que se mueve aleatoriamente, no muy rápido, que sirve como objetivo. Para extender la funcionalidad un poco, al presionar el disparador derecho sobre el cubo, éste responde lanzando una esfera hacia la posición del jugador.
Nada de daño real, claro, es solamente para comprobar qué tan funcional es el sistema de control. Para eso solo se necesita probar dos cosas: qué tan fácil es apuntarle a un objeto que se mueve y mantener la mira en él durante el tiempo suficiente para apretar el disparador, y qué tan fácil resulta esquivar una riposta a distancia, que en este caso serían las peloticas que te dispara el cubo. Aunque lo hice pensando en mandos, también sirve para verificar que el control con mouse+teclado es igual de cómodo y efectivo.
Pero como el creador casi nunca está en condiciones de valorar su obra, creo que la prueba final será cuan…

Superespecialización en la lectura

Si puedes dedicar una hora o más al día a leer, mis felicitaciones. Ojalá yo dispusiera de al menos 40 minutos, pero resulta que aparte de leer, también tengo que escribir y programar. Ah, y jugar de vez en cuando. La época en que podía echarme a leer durante horas quedó tan atrás, que incluso, creo haber perdido la práctica: suelo interrumpir la lectura de vez en cuando aunque sea para mirar a otro lado.
Esto me ha llevado a una superespecialización como lector: solo leo fantasía, y lo peor es que la cola sigue creciendo, porque continúan llegando recomendaciones de los amigos. Algunas de esas recomendaciones ni siquiera están traducidas al español, o sea, que me costarán más tiempo que las demás. No queda tiempo para otros géneros, por más que quiera y lo necesite.
Pero a esto hay que verle el lado positivo: no faltan lecturas. Como decía yo mismo en una conferencia el mes pasado, la ciencia ficción y la fantasía van bien, tienen su masa de lectores fieles y no escasean los buenos …

Krypton es otra distopía juvenil

Digo yo, claro. Por lo menos, las características las tiene: el planeta Krypton (por si no recuerdan, es donde nació Superman) está bastante jodido, lo gobierna un tipo tiránico con una máscara y un montón de secuaces. Si no haces lo que el tío de la máscara dice, los secuaces te lanzan desde el balcón. Hasta ahí más o menos cumplimos con lo acordado para distopía. El calificativo juvenil lo cubrimos con un protagonista joven y rebelde, que es requisito esencial para protagonizar distopías juveniles de medio palo.
Krypton es la historia del abuelo de Superman, Seg-El, aunque cuando diga abuelo no piensen en un señor mayor con familia. Es una distopía juvenil, y el joven rebelde del párrafo anterior es Seg, que se convertirá en el padre del padre de Kal-El. No le falta al guión un romance complicado como dios manda y por el camino supongo que aparecerán más cosas, con dos capítulos vistos no se puede juzgar.
El gran problema es que en esos dos capítulos no acaba de enseñarme nada inte…